top of page

Sobre el Palimpsesto de las fachadas





El Palimpsesto es un manuscrito que conserva huellas de una escritura anterior borrada artificialmente.

En arquitectura, se ha usado para describir el natural paso del tiempo en las ciudades, donde las nuevas construcciones o trazados no podían hacer desaparecer algunas huellas anteriores.

Seguramente la asociación de los planos urbanos a los manuscritos antiguos hizo que el Palimpsesto fuera rápidamente sumado a la jerga arquitectónica, y con mucho entusiasmo.

Pero hay otro “Palimpsesto” en la arquitectura, tan emparentado con aquellos manuscritos, con la superposición y con el paso del tiempo: el que traslucen algunas las fachadas.

Mientras más antiguas, y no sólo más prominentes, sean las fachadas, más fácil resulta reconstruir historias. Sí historias, porque no cuentan una historia unívoca, muchas veces dan lugar a narraciones o ficciones si intentamos recomponer esos pasados superpuestos.

Así como en las ciudades, en las fachadas, hay Palimpsestos más felices que otros, algunos parecen transparentar trozos de pasado como orgullosas heridas de guerra y otras parecen dejar escapar pecados de juventud.

Por su definición el Palimpsesto implica una superposición temporal, donde la capa superior es la más reciente, salvo en las obras de Carlo Scarpa, en que esa lógica resulta invertida: se empeña en aparecer por detrás, en medio o sobre la cáscara del edificio.


Ricardo Sargiotti

コメント


bottom of page