top of page

Lampugnani

richter rater

A comienzos de los noventa, Vittorio Magnago Lampugnani dirigió la revista Domus. Por esos años mis lecturas estaban algo afectadas por el entorno del estudio de Ungers donde trabajaba, un estudio sin revistas ni libros (recuerdo sólo dos: un Neufert edición 1982 que conservo sigilosamente y un libro de Schinkel de donde copiaba los árboles para mis perspectivas). Por mi parte, recibía regularmente la revista Domus, junto a Casabella y Bauwelt, a las que estaba subscripto.

En ese entorno, las editoriales que Lampugnani escribía para cada número de Domus eran para mí la frutilla del postre, trataban de temas concretos del quehacer disciplinar, de esos temas que están siempre presentes en lo que hacemos y que, quizá por su sencillez, no entraban en la agenda de la academia ni de las publicaciones: el sentido común o la responsabilidad y la ética, todos desde una mirada humanista del arquitecto es decir, como diseñador, urbanista y hombre de la cultura. No cabían especialidades en aquellas editoriales.

Con el paso del tiempo, y sin quererlo, reconozco haber repetido muchos de los conceptos (y hasta el tenor!) de esas lecturas sin darme cuenta que no me pertenecían originalmente: Así de grande fue su influencia.

Publicaré en adelante algunas traducciones de las editoriales de Domus en la serie “Escritos” de este blog. Creo que es la mejor manera de devolverle el favor a Lampugnani y de compartir unos textos necesarios, francos, concisos y básicos sobre nuestra profesión, tan actuales hoy como en aquel entonces.

Notas:

Unos años después conocí a Alejandro Aravena, que hablaba de esos temas y escribía de una forma similar.

תגובות


bottom of page