top of page

Casa de Mantegna


casa-del-Mantegna-01

Mantova (Mantua para nosotros) queda en el rico norte de Italia, no recuerdo exactamente cuándo la visité, pero debe haber sido entre el ’87 y el ’89, era pre-internet y de descubrimientos casuales para mí.

En Mantova hay una casa muy particular, era la casa del pintor de la corte Andrea Mantegna, empezada a construir unos quince años antes que Colón partiera para aquí. Como se ve, la construcción es muy sintética, elemental, tan austera y primaria en sus decisiones que remite más a Loos que a Alberti, de quien se supone la mayor incidencia.

Creo que allí entendí algo muy importante, no es lo mismo construir “alrededor de” un espacio vacío que “vaciar” un cuerpo construido. El Palacio de Carlos V en la Alhambra también tiene esta geometría de patio circular y perímetro externo rectangular, sin embargo se percibe como un edificio construido alrededor de un patio. Lewerentz y Ungers construyeron sendos edificios de oficinas donde el carozo, de planta oval, se lee también como una acción de vaciamiento, sin embargo, estos últimos mantienen la extrusión de la figura de abajo a arriba, mientras en el caso de Mantova, la última planta retoma la figura del cuadrado tangente externa al tambor, es decir, el recorte de cielo finalmente es cuadrado. Como si James Turrell hubiera andado por ahí… como si Mantegna hubiera querido un modelo en escala real para sus cielorrasos ilusionistas… o, por qué no, como si la descripción del patio de Borges pudiera ser construida de una forma sublime.


rotonda-croquis-L

En Mantova también hay un pequeño templo, la Rotonda de San Lorenzo, anterior en unos siglos a esta casa. Es una exquisita construcción medieval en forma cilíndrica que podría ser perfectamente el negativo de la casa en cuestión, una materialización posible de aquel vacío.

R.S./Julio 2015

bottom of page